Determina la ley que Julio Iglesias es padre de Javier Sánchez

Spread the love

Javier Sánchez Santos acompañado de su madre, María Edite Santos, a su llegada a la Corte el 4 de julio. Foto Ap

Jueves 11 de julio de 2019, Madrid. El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana determinó que el cantante español Julio Iglesias es el padre biológico de Javier Sánchez Santos, de 43 años, hijo de una ex bailarina llamada María Edite.

“Un juez estima la demanda de un valenciano de 43 años y declara que Julio Iglesias es su padre biológico. La sentencia, que estima la demanda de Javier Sánchez Santos, no es firme y puede ser recurrida ante la Audiencia Provincial de Valencia”, señala el tribunal mediante su cuenta de Twitter, @TSJCV.

La decisión cierra, de momento, un historial jurídico iniciado hace 30 años, cuando la madre de Javier, ex bailarina portuguesa, promovió la primera demanda de paternidad.

Entonces, como ahora, un juzgado de Primera Instancia le dio la razón y declaró padre al artista, pero la decisión fue revocada en apelación por un defecto procesal.

Iglesias conoció a María Edite Santos en una fiesta exactamente nueve meses antes del nacimiento de Javier. Esto lo confirmó la defensa, pero negando que así se pudiese concluir la paternidad.

El encuentro, según relata el auto judicial, ocurrió en el verano de 1975 en un salón de fiestas en una localidad costera de Gerona. El magistrado señala que esos contactos “hacen que no sea inverosímil ni descabellada la posibilidad de haber existido relaciones sexuales entre ellos”.

Testimonios de la madre

Otros indicios son el testimonio de la madre del demandante, quien aportó durante el juicio “datos muy concretos sobre la pertenencia, ubicación y distribución interior del chalet” donde Iglesias se alojaba esos días, y el “evidentísimo parecido físico” entre el cantante y Sánchez.

El abogado de Iglesias, Fernando Falomir, adelantó la semana pasada su intención de recurrir la nueva sentencia si era desfavorable para los intereses del cantante, como ocurrió.

Horas después, la fiscalía de Valencia también dijo que recurrirá la sentencia emitida por el Juzgado de Primera Instancia número 13 de Valencia.

Fernando Osuna, abogado de Javier Sánchez Santos, señaló ante medios locales: “el juez de Valencia declara padre a Julio Iglesias con respecto a Javier Sánchez Santos, ya que las pruebas son contundentes, muy claras”.

Indicó que la primera de ellas se refiere a la negativa del cantante, dos o tres veces consecutivas por escrito, a no hacerse la prueba de ADN, “eso le ha dado efectos muy negativos. Cuando un padre se niega a hacerse la prueba, por esa conducta la ley veta el procedimiento.

“Javier puede usar el apellido Iglesias hoy, mañana, dentro de un año, cuando quiera o no cambiarlo”.

Otro efecto, indicó Osuna, es que en el Registro Civil ya figura como hijo del cantante, y más adelante, cuando Iglesias fallezca tendría derecho a reclamar la herencia, como todo hijo, incluso, si tuviera algún problema de salud, si estuviera incapacitado para ganarse la vida o cayera en la pobreza, pues tendría que ser atendido económicamente por su padre.

Rechazo del intérprete a presentar pruebas

El magistrado de un juzgado de Valencia afirma que la negativa del músico a proporcionar muestras genéticas es razón suficiente para concluir la paternidad.

Iglesias se niega a las pruebas, escribe el juez en su determinación, pese a “haber constancia en las actuaciones de que en la época aproximada de la concepción del demandante existieron ciertos contactos y trato entre la madre de éste y aquel demandado”.

En declaraciones a la agencia española Europa Press, Falomir lamentó la “ausencia y carencia total de prueba” que a su parecer consta en el fallo. Aunque admitió que Iglesias y Santos coincidieron en la fiesta, destacó que “eso no puede ser ningún indicio de que mantuvieran relaciones”.

El mismo juzgado rechazó en mayo una prueba de ADN obtenida con restos que un detective privado contratado por Sánchez obtuvo de un termo de agua de uno de los hijos de Iglesias en Miami. El juez indicó que la prueba era “ilícita” y “carente de cualquier relevancia y valor jurídico y probatorio”.

El abogado del demandante, Fernando Osuna, señaló a The Associated Press que tanto él como sus clientes están “contentos, felices y eufóricos.

“Ya sabíamos que genéticamente era el hijo, faltaba que el derecho a la justicia acompañara la verdad biológica que nos había dado la ciencia”, sostuvo Osuna.

Agregó que cualquier compensación se decidirá en otro proceso judicial y en función de las apelaciones que se presenten, pero que, de cualquier modo, Sánchez está dispuesto a llevar el caso hasta el Tribunal Europeo de Derechos Humanos si es necesario.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *